← Debates abiertos

Por dónde va el mundo

Por dónde va el mundo

Planteamiento del debate

Nuestra sociedad está sufriendo unas discontinuidades tan profundas y una transformación tan acelerada, como quizás nunca antes en la historia humana se habian visto. Nos enfrentamos a problemas muy serios, ya sea a nivel individual (ansiedad, estrés, paro, trabajos poco estimulantes, conflictos generacionales y de parejas...) o a nivel colectivo (paises y ciudades que quiebran, grandes instituciones financieras e industrias que desaparecen, estado de bienestar se resquebraja, cambio clímatico supone una amenaza seria, pobreza y desigualdades lejos de reducirse se agravan, conflictos bélicos interminables, sistemas demócraticos fallan....). El resultado es que las personas nos sentimos cada vez menos realizadas y no sabemos que hacer. El mundo que conocemos se nos cae y no tenemos las soluciones. Lo que antes nos funcionaba, ha dejado de funcionar. No estamos en una época de cambios sino en un cambio de época.

Detrás de la falta de soluciones, subyace una alarmante falta de conocimiento. Estamos en un momento de falta de referencias, de enorme confusión y desconcierto (entropía), donde cada uno de nosotros, o no hace nada, o hace la guerra por su lado.

Entender mejor, con profundidad y perspectiva, qué esta pasando y por qué, es esencial para entender hacia dónde podemos y debemos ir, cada uno de nosotros individualmente (reiventándose) pero también como colectivo. No podemos esperar a que las cosas cambien. Posiblemente lo que venga luego sea mejor como la historia de la humanidad parece darnos a entender, pero las transiciones derivadas de las discontinuidades y las crisis pueden ser muy duras sino las tratamos adecuadamente.

En este debate invitamos a expertos de distintas disciplinas a que compartan su visión de por dónde va el mundo, a qué retos nos enfrentamos y qué estamos haciendo para superalos. Los avances en la biología, las tecnologías y nuevos hábitos de comunicación aplicados a todos los campos, la investigación sobre nuevos materiales, el cambio climático, la evolución de la economía de mercado, acarrean innumerables consecuencias y están marcando día a día la construcción de una sociedad muy distinta a la que hemos conocido. Pero es difícil seguir la pista de todos estos cambios, saber cuál es significativo y cuál no tanto.

Este debate se propone seleccionar algunos de estos cambios, los más significativos, para poder describir de manera muy sintética "por dónde va el mundo".

El debate contempla las dimensiones clave de la vida humana: la ciencia, las creencias, el pensamiento, el arte, la sociopolítica y la economía.


Claves del debate

1. Es extraordinariamente complejo entender qué nos está pasando, el por qué y hacia dónde vamos y hacia dónde tenemos que ir, individual y colectivamente. Los cambios y sus efectos se interrelacionan y las consecuencias son imprevisibles. Y además cada experto estudia su terreno desde la especializacíon. Hacen falta generalistas de calidad.

2. La historia demuestra que si miramos lo que ha pasado al final en un periodo de tiempo de, digamos 20 años, gran parte de lo ocurrido tiene que ver con descubrimientos científicos y otros hechos sobrevenidos que eran impensables al inicio de ese periodo de tiempo.

3. Luego, no por entender perfectamente el presente, podemos visualizar y solucionar el futuro. Y esto es en sí positivo y esperanzador. Sin embargo, es nuestra responsabilidad individual y colectiva tomar decisiones sobre el mejor entendimiento posible de las cosas, de por dónde van, por qué, qué cosecuencias pueden tener.

4. Si analizamos por dónde va la ciencia, vemos que nuestros esfuerzos se centran en gran medida en la biología, en profundizar y aplicar la investigación sobre el genoma humano y las células madre.Los avances en estos campos nos pueden llevar en periodos de 15-20 años a esperanzas de vida de ciencia ficción (¿1000 años para el que pudiera pagárselo?). Sin embargo la sociedad del bienestar se resquebrajará tal y como la tenemos actualmente concebida. Combatir ( y paliar los efectos) del cambio climático, nuevas fuentes de energía, nuevos materiales (grafeno), nanomedicina y medicina individualizada, neurociencia (entender mejor como funciona el cerebro) son también áreas de investigación y de actuación prioritarias.

5. Si miramos por dónde van las creencias, observamos que la secularización de los países occidentales, con su indiferencia hacia lo religioso como tal, no impide un resurgimiento de las espiritualidades a la carta, muy impulsadas por las redes sociales y la vida on-line. Ante la falta de referencias y de soluciones, las personas se refugian en creencias de todo tipo, no sólo religiosas, que incorporamos y se nos adhieren con escasa reflexión y consecuencias muchas veces nefastas. Relacionado con las creencias, vivimos una crisis generalizada de pseudo conocimiento (convertimos en conocimiento la primera información que nos llega sin contrastarla "sólo porqué nos suena bien"), buscamos la auto ayuda y el coaching sin verificar la calidad de la fuente y de la información. Queremos soluciones enlatadas, sin profundizar, sin asumir esfuerzos y responsabilidades.

6. Por el lado del pensamiento, nos encontramos que a partir de la 1ª mitad del SXX existe un lamentable desierto.

7. En el campo del arte, parece que hemos llegado al límite de la imaginación. El arte está dando vueltas.

8. Mucho mas relevante es lo qué está ocurriendo a nivel sociopolítico, donde las tecnologías digítales están poniendo medios para que la representación democrática cuente con una participación mayor de los ciudadanos, justo en el momento en que mas lo necesitamos: presidentes de gobierno que ponen a sus mujeres, a sus hijos, a hombres de paja, que cambian las constituciones para perpetuarse en el poder, corrupciones generalizada.

9. Y finalmente si observamos qué esta pasando a nivel de la economía, nos encontramos que en muchas industrias y mercados, ingreso y coste marginal se juntan, fruto del incremento de la competencia, intensificada por internet. Esto hace que la rentabilidad de sectores y empresas desaparezca y dificulte la vuelta al pleno empleo. También parece que vamos a pasar de un mundo predominantemente financiero a un mundo más orientado a la producción.

10. Si juntamos todo estos efectos y otros muchos, parece evidente que estamos en algo más que una fase avanzada de la sociedad industrial, donde cada uno de nosotros individual y colectivamente vamos a tener que reinventarnos. Entenderlo es vital. Si no sé donde estoy, difícilmente sabré a dónde ir.

9 expertos en el debate
Propuestas a debatir. ¿Tú qué opinas?
  1. ¿Dedicar tiempo a entender por dónde va el mundo y cómo me puede afectar?

    Opina 81%No19%16 opiniones

    1. Leticia Soberón
  2. ¿Apoyar la investigación en medicina genómica?

    Opina 91%No9%11 opiniones

    1. Pere Estupinyà
  3. ¿Informarme a través de las redes sociales?

    Opina 69%No31%35 opiniones

    1. Leticia Soberón
  4. ¿Unirme a redes sociales para participar en movimientos de cambio?

    Opina 88%No12%8 opiniones

      Las redes sociales han tomado una gran relevancia en los últimos tiempos como una vía de difusión de contenidos y de movilización de masas. Los movimientos sociales de la calle han encontrado en ellas una nueva vía de acción, transformación y difusión a través de las redes telemáticas. Incluso las multitudinarias manifestaciones de protes (...)

  5. Células madre, ¿apoyar su investigación?

    Opina 87%No13%30 opiniones

    1. Pere Estupinyà

¿Quieres llevarte el widget del debate Por dónde va el mundo a tu web?

Inserta en tu web, blog o página personal el contenido de este debate

Llévate el widget
×

Para poder participar debes ser usuario de Dontknow

Cargando...
×