← Debates abiertos

La encrucijada energética

encrucijada energetica

Planteamiento

Desde dontknow y El Ser Creativo queremos promover un debate abierto, plural y de calidad sobre el sector energético español, analizando sus antecedentes, situación actúal y posibles escenarios futuros, con el fin de intentar decidir entre todas las partes implicadas hacia dónde queremos ir, de una forma consensuada y realista.

España se encuentra ante una encrucijada energética que dinamizará o lastrará en gran parte la economía de las próximas décadas e impactará nuestro medio ambiente.

Por un lado, la elección del modelo de producción eléctrica, nuclear, renovable, de ciclo combinado, hidraúlico...Por otro, el coste económico del mismo, que será el que marque la competitividad productiva de nuestra industria.

No nos podemos olvidar del impacto de la huella del carbono, del cambio climático, y de qué riesgos estamos dispuestos a asumir.

La legítima defensa de los intereses no debe socavar la capacidad de diálogo y la necesidad de búsqueda de consensos entre todos los actores. La ciudadanía tiene que estar bien informada y ser capaz de expresarse con responsabilidad. Los políticos y gestores deben tener en cuenta esas opiniones.

Con el fin de obtener una visión general de nuestro panorama energético y poder vislumbrar hacía donde vamos y hacia dónde deberíamos ir, planteamos las siguientes cuestiones:

  • ¿Cuáles son los principales retos energéticos de España para los proximos años? 
  • ¿Puede la energía ser un factor competitivo o estamos condenados a una energía cara que lastre nuestra competitividad?
  • ¿Qué se ha hecho bien, que se ha hecho mal y que no se ha hecho en política energética en los últimos 10 años?

Claves del debate

El sector energético español se caracteriza por:

  • La elevada dependencia de los hidrocarburos en el consumo de energía primaria , suponiendo en 2012 el petróleo un 42,2% y el gas natural un 22% del total. El 11,7% corresponde al carbón, el 12,5% a la energía nuclear, el 1,4% a la hidráulica, el 5,2% a la eólica, solar y geotérmica y el 5,9% a biomasas y otros carburantes.
  • La dependencia de nuestro país de la energía exterior, suponiendo en la actualidad un 75% del consumo total.
  • El coste de la energía afecta directamente a la competitividad de nuestra economía, sobre todo, el coste de la electricidad.
  • La elevada emisión de gases de efecto invernadero, principalmente CO2.

Ante esta situación, los principales retos a los que nos enfrentamos son:

  1. Nos jugamos mucho con las decisiones que tomen nuestras sociedades en cómo proveerse de energía. Paradójicamente, hay muy poca información al alcance del publico en general: la gente no sabe cómo se descompone la factura de la electricidad, cómo se forman los precios, etc. Estamos debatiendo a nivel general cuestiones que realmente muy poca gente entiende. Debemos superar la etapa del fundamentalismo energético, donde se manejan 4 "verdades" de una manera indiscutible.
  2. Tenemos que recuperar la competitividad, mal parada en los últimos años debido a la crisis. La energía es una de las materias primas que forman parte del coste de nuestras empresas y España sigue estando en la banda más cara de la UE. El poder reducir el coste de la energía aumentaría nuestra competitividad, dándonos más opciones de exportar y por tanto de generar riqueza y empleo.
  3. Relacionado con lo anterior, se encuentra el déficit de tarifa, que arrastramos desde 1996, cuando para poder entrar en el Euro se decidió contener la inflación a través de la congelación de las tarifas eléctricas, compensándose a las compañías productoras de energía a través del llamado déficit de tarifa, sistema que va devolviendo al sector todo lo que este no subió en su momento. Hemos contraído así una hipoteca social que en la actualidad alcanza los 20.000 eur, aumentada en parte por la insostenibilidad de las políticas en materia de energías renovables.
  4. Debemos racionalizar el ahorro energético, para poder no solo reducir el coste en energía y ser más competitivos, sino también contribuir a cumplir los compromisos en materia medioambiental a los que como parte de la UE nos hemos comprometido.
  5. El cambio regulatorio sobrevenido en materia energética ha transformando de la noche a la mañana nuestro modelo energético, ha creado una distorsión enorme en el mercado y un problema a más largo plazo: la confianza en la Marca España. Es necesaria una predictividad que garantice a los inversores la seguridad jurídica, ya que las inversiones en energía suelen ser de cantidades descomunales y a muy largo plazo.
  6. Debemos mejorar nuestra dependencia energética: El 75% de la energía que consumimos en España es importada. Si la reducimos, mejoraremos también nuestra seguridad de abastecimiento.
  7. Es una tarea fundamental combatir el cambio climático: Si bien en España, con la crisis, la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera se ha reducido en 1,9% en 2012, en el periodo 2008-2012 emitimos una media de 24,5% de incremento frente al año base, superando así el 15% asignado por el Protocolo de Kioto. Si se quemara toda la energía fósil que necesitamos y necesitaremos en un futuro, se incrementaría la temperatura media del planeta en 6/7 grados centígrados, algo insostenible y ante lo que estamos obligados a buscar alternativas a estos combustibles, sobre todo, al petróleo y al carbón.
  8. Necesitamos un proceso de revisión a fondo, ya que lo que tenemos no vale ni como estructura energética, ni como estructura de costes, ni como funcionamiento de mercado, y este proceso debe contar no sólo con los actores tradicionales, sino también con los nuevos, necesarios en este proceso de revisión profunda; un Pacto de Estado entre todos los agentes, no sólo entre los dos grandes partidos, con el fin de ponernos de acuerdo para diseñar el modelo energético que queremos tener.
  9. Es urgente abrir un debate sobre la Energía en España, plural y abierto, para que la opinión publica no sea fácilmente manipulada al no tener la información necesaria para formarse un punto de vista fundamentado sobre el tema.
  10. Es también urgente recuperar la confianza en la capacidad de las instituciones para liderar un proceso de cambio extraordinariamente complejo.

 




 

El ser Creativo
el Sur de Málaga
5 expertos en el debate
Propuestas a debatir. ¿Tú qué opinas?
  1. ¿Abrir un debate público sobre la energía en España?

    Opina 100%No0%3 opiniones

    1. Javier  Cremades
  2. ¿Promover un pacto de Estado para reformar el sector energético?

    Opina 90%No10%10 opiniones

    1. José María  González Vélez
  3. ¿Apostar por las energías renovables?

    Opina 87%No13%15 opiniones

    1. José Luis  García Ortega
    2. Miguel  Sebastián Gascón
  4. ¿Apostar por la energía nuclear?

    Opina 57%No43%7 opiniones

    1. José Luis  García Ortega
    2. Miguel  Sebastián Gascón
  5. ¿Exigir que el Estado asuma el coste del déficit tarifario energético?

    Opina 50%No50%2 opiniones

    1. Miguel  Sebastián Gascón

¿Quieres llevarte el widget del debate La encrucijada energética a tu web?

Inserta en tu web, blog o página personal el contenido de este debate

Llévate el widget
×

Para poder participar debes ser usuario de Dontknow

Cargando...
×