En relación a la decisión ¿Organizar campañas benéficas? esta es una opinión de José María Herranz de la Casa

0 votos

Esta es la opinión del experto

Las campañas benéficas tienen una doble función: la comunicativa y la de recaudación de fondos, ambas importantes para el funcionamiento de las organizaciones que las promueven. Ambas funciones requieren de acciones de estricta transparencia por parte de quienes promueven la acción.

Las campañas benéficas están organizadas frecuentemente -aunque no siempre- desde Organizaciones No Lucrativas. Estas organizaciones fomentan el debate social, realizan propuestas innovadoras, suplen carencias sociales, protegen la calidad de vida y, en ocasiones, actúan como grupos de presión. De este modo, son organizaciones que proponen formas alternativas de sociedad a través de la promoción de valores como, por ejemplo, la solidaridad, la igualdad, la justicia, la responsabilidad, la multiculturalidad, el humanismo, la participación, entre otros.
 
El autor focaliza su atención en las maneras en las que las Organizaciones No Lucrativas manejan el aspecto comunicacional de su actuación. Desde su punto de vista, esta gestión debe tener una perspectiva global e integral, más allá de las actividades de captación de fondos propias de ciertas campañas efímeras referentes a asuntos de actualidad, como por ejemplo las relativas a catástrofes naturales. Siguiendo a Sprinkel y Wendroff (2001), el autor afirma que la comunicación integral es un elemento clave incluso para aumentar las aportaciones que se pueden obtener de diferentes grupos e instituciones para las actividades solidarias que las organizaciones llevan a cabo. Distingue entre la comunicación interna -referida a aquella que se centra en los miembros de la organización-, la comunicación intermedia -que afecta a aquellos grupos de interés que aportan voluntariamente a la organización su dinero, su tiempo, sus bienes, su talento y su participación- y la comunicación externa, que busca influenciar a una gran parte de la sociedad.
 
Las campañas benéficas se encuentran situadas en estas dos últimas regiones de comunicación de las organizaciones. Sus objetivos son variados: por un lado, buscan informar sobre situaciones que pueden ser desconocidas (bien sea casos de enfermedades raras o conflictos que ocurren en países diferentes al de los destinatarios de las campañas) y, por otro, tienen como fin la implicación de grandes grupos de población en problemas que, en un primer momento, les pueden parecer ajenos, a través de procesos educativos y de sensibilización. Así mismo, las campañas ayudan a fortalecer la confianza y reputación en relación con la propia organización, dando información sobre sus actividades de manera transparente para poner en valor las acciones que realizan, una comunicación corporativa que ayudará a fortalecer dichas organizaciones y el carácter altruísta y solidario de su acción.

×

Para poder participar debes ser usuario de Dontknow

Cargando...
×