En relación a la decisión ¿Transmitir mis creencias religiosas a mis hijos? esta es una opinión de Nicholas Keynes Humphrey

No
Imagen de Nicholas Keynes Humphrey
3 votos

Esta es la opinión del experto

Los padres no tienen licencia divina para adoctrinar a sus hijos en la forma que ellos personalmente eligen; no tienen derecho a insistir en que sus hijos sigan los estrechos caminos de su propia fe.

Humphrey, defensor de la libertad de expresión, cree que hay una excepción a favor de la censura: el caso especial de los niños. Hablando de la educación moral y religiosa, y especialmente de la educación que los niños reciben en casa, donde a los padres se les permite - incluso se espera de ellos - que determinen a sus hijos lo que es verdad o es falso, correcto e incorrecto, Humphrey afirma:
 
"Los niños, sostengo, tienen el derecho humano de no ver sus mentes lisiadas por la exposición a las malas ideas de otras personas - sin importar quienes sean esas otras personas -. Los padres, por lo tanto, no tienen licencia divina para adoctrinar a sus hijos en la forma que ellos personalmente eligen: no tienen derecho a limitar los horizontes del conocimiento de sus hijos, criándolos en una atmósfera de dogma y superstición, o el derecho a insistir en que sigan los estrechos caminos de su propia fe.
 
En pocas palabras, los niños tienen el derecho de no ver sus mentes confundidas por el sinsentido, y nosotros, como sociedad, tenemos el deber de protegerlos de eso. Por ello no deberíamos permitir más a los padres enseñar a sus hijos a creer, por ejemplo, en la verdad literal de la Biblia o en que los planetas gobiernan sus vidas, de lo que deberíamos permitirles golpear a sus hijos en la boca o encerrarles en una mazmorra."

×

Para poder participar debes ser usuario de Dontknow

Cargando...
×