¿Ir a misa todos los domingos?

ir-misa-todos-domingos

La asistencia de católicos a la misa dominical ha ido en declive en los últimos decenios. Para algunos, el hecho de que la misa se plantee como una obligación no les significa un estímulo.

 

Para otros, se trata sobre todo de una necesidad. Pero quizá muchos tengan la duda más básica: cuál es el sentido de esta práctica, y si en caso de faltar a veces, la experiencia de fe y su sentido de pertenencia católica se verán realmente afectados.

Desde el inicio del cristianismo, la celebración de la misa ha tenido un lugar central en la vida de los cristianos. En ella se cumple el pedido de Jesucristo en la última cena: "Haced esto en memoria mía." Recordando la resurrección de Jesucristo, que se dio el primer día de la semana, es decir, el domingo, los cristianos se reúnen cada domingo para celebrar la eucaristía o misa.
 
Esta decisión tiene que ver con el valor que se atribuye a la eucaristía, con el papel que la misa tiene en la vida del cristiano. Cuanto mayor es su importancia mayor será la necesidad y obligación de ir todos los domingos, y viceversa.

Frenos habituales
Consecuencias importantes
Cómo llevarlo a cabo
  • En las culturas cristianas, aunque hoy sean sociedades laicas, el domingo suele ser el día del descanso. Y los días de descanso suelen dedicarse a una serie de actividades y costumbres que se repiten como tradición, sin que se dedique un gran espacio o tiempo a cuestionar dichas actividades y costumbres. Sea costumbre o no el ir a misa los domingos, se suele hacer tanto una cosa como la otra sin darle muchas vueltas. Este hecho puede ser un freno para el verdadero planteamiento de esta decisión: ¿Iré todos los domingosa misa?

  • Esta decisión tiene consecuencias prácticas en la forma como se vivirá el domingo. Afectará la vida tanto de las personas que descansen en ese día, como las que trabajen. Para los que trabajan, se trata de decidir si incluir o no la misa en ese día. Para los que descansen, se trata de hacer, o no, de la misa una parte integral y central del día de descanso. Además de estas consecuencias personales, hay también consecuencias familiares, sociales y comunitarias: habrá que integrar la decisión personal en los planes de los restantes miembros de la familia, de los amigos y de la sociedad en general.

  • Será provechoso reflexionar sobre el papel y la importancia que uno pretende dar a la religión en su vida, al lugar que piensa dar a la comunidad religiosa, y al tiempo que uno proyecta dedicar a Dios. El esclarecimiento de estas cuestiones puede ayudar a tomar una decisión sobre la asiduidad e frecuencia de la participación en la misa. Tampoco hay que descuidar el estudio sobre el significado de la eucaristía para y en la vida cristiana, pues una idea equivocada o incompleta sobre la misa ciertamente no facilitará una coherencia de vida a quien se dice cristiano.

10 opiniones argumentadas

Opina

66%
34%
58 opiniones
En ocasiones tratamos temas delicados con los que no deseamos que nos relacionen. Por ello tienes la posibilidad de participar de forma anónima, aunque las personas somos proclives a aconsejar mejor cuanto más conocemos a la persona que nos está pidiendo ayuda. Con las experiencias ocurre algo similar. Si quieres puedes compartir tu experiencia desde el anonimato, pero las personas tendemos a aprovechar más una experiencia cuanto mejor conozcamos a la persona que la ha tenido.
Por otra parte, el equipo de Dontknow sí puede identificar tus aportaciones con tu perfil, por eso te pedimos que mantengas el respeto a otros usuarios en este tipo de aportaciones como en otras que realices en Dontknow, y por nuestra parte nos comprometemos a respetar escrupulosamente tu privacidad. Nos reservamos el derecho de retirar las publicaciones que no están sujetas a la política general.

Gracias por tu opinión. ¿Quieres argumentarla?

×
×

Para poder participar debes ser usuario de Dontknow

Cargando...
×