En relación a la decisión ¿Celebrar las fiestas religiosas como eventos sociales sin su sentido original? esta es una opinión de Jose Sánchez-Alarcos

Imagen de Jose Sánchez-Alarcos
0 votos

Esta es mi opinión de experto

Con limitaciones y respeto mutuo ¿por qué no?

Algunas festividades, como la Semana Santa, han pasado a ser una especie de vacaciones de primavera aunque para algunos, no todos en absoluto, tenga además un significado religioso sin renunciar a la parte vacacional.

En muchos lugares de España, las procesiones, además de su atractivo turístico, tienen un significado especial para los creyentes. El respeto, en este caso, significa evitar espectáculos ya vistos como, por ejemplo, que un alcalde que haga gala de ateísmo pretenda presidir una procesión basado en su aspecto "cultural" y "turístico". Simplemente, el que no comparte el aspecto religioso sobra en la manifestación religiosa, al menos, en la participación activa. Como espectador, que haga lo que guste.

Sin embargo, épocas como la Navidad o la Semana Santa son celebradas por muchos que no son creyentes o que pertenecen a otras confesiones religiosas y, sinceramente, no veo el problema a que así sea. Las fiestas tienen un origen religioso pero han derivado a significados mucho más amplios y complejos. Me parece bien que se exija respeto al sentimiento religioso de aquéllos que prefieren ceñirse al origen de la fiesta pero no que, en nombre de tal origen, se pretenda excluir a todo aquél que no lo comparta.

×

Para poder participar debes ser usuario de Dontknow

Cargando...
×