En relación a la decisión ¿Mejorar la agilidad administrativa a través de la e-identidad? esta es una opinión de Sergio Martínez-Cava Camacho

Imagen de Sergio Martínez-Cava Camacho
0 votos

Esta es mi opinión de experto

Las tecnologías sociales están provocando la reorganización de ciudadanos y gobiernos en un nuevo estilo de convivencia. Las Administraciones se han hecho eco de este fenómeno y han aceptado el reto de adoptar la tecnología social en su modelo de interacción, gestión y gobierno de los ciudadanos.

El Gobierno australiano ha lanzado un proyecto de plataforma social que revolucionará los servicios sanitarios de ese país. El programa Personally Controlled Electronic Health Records for all Australians pretende modernizar la sanidad australiana, reduciendo sus costes y evitando errores y duplicidades. Aquellas personas que se inscriban en el programa obtendrán una identidad virtual que les posibilitará chequear su historial on-line de forma segura y gestionarlo para mejorar la asistencia sanitaria que reciben.
 
¿Estamos dando el primer paso hacia una identidad virtual? Los expertos del Future Trends Forum intuyen que los gobiernos desarrollarán aplicaciones relacionadas con la legitimación de las “e-identidades”. En la actualidad, tenemos múltiples personalidades on-line, una para cada uno de los servicios físicos o virtuales en los que nos inscribimos. Si en un futuro tuviésemos una e-identidad única ¿serán las Administraciones Públicas las que la gestionen? La Administración de Barack Obama ha lanzado la iniciativa National Strategy for Trustes Identities in Cyberspace, cuya implantación estará promovida y gestionada por empresas privadas. El proyecto, que tiene un carácter voluntario, anima a los ciudadanos a hacerse con una identidad on-line que les permita evitar fraudes e interactuar de forma segura con la Administración. En la India ya se ha puesto en marcha el programa Aadhaar: pretenden censar a toda la población del país para poder planificar un programa de ayudas con datos objetivos, así como reducir el fraude existente en la actualidad en el cobro de dichas ayudas. La novedad es que cada indio tendrá una identidad única, basada en la imagen escaneada de sus huellas digitales, el iris de sus ojos y un número de doce dígitos.
 
A pesar de que todo indica que este es el camino, algunos expertos del Future Trends Forum señalan que en la actualidad no hay nada más personal que nuestro móvil. Sin embargo, ¿será posible que nuestros teléfonos nos sirvan como seña de identidad en el mundo virtual? Los expertos afirman que, en un futuro cercano, los dispositivos que utilizamos para conectarnos a Internet y la tecnología social serán los que discernirán quiénes somos on-line. La OCDE nos da pistas sobre cómo debería gestionarse la identidad digital: el individuo poseerá una serie de credenciales que, al registrarse en un dispositivo, serán reconocidas por los sistemas y herramientas; estas credenciales contendrán una serie de autorizaciones que restringirán en mayor o menor medida el acceso a los recursos disponibles. Una vez finalizada la transacción, se rescinde el uso de las credenciales en ese dispositivo.
 
Como hemos visto, las tecnologías sociales están provocando la reorganización de ciudadanos y gobiernos en un nuevo estilo de convivencia. Los ciudadanos nos hemos movilizado para luchar por nuestros derechos. Como consecuencia, las Administraciones se han hecho eco de este fenómeno social y han aceptando el reto de adoptar la tecnología social en su modelo de interacción, gestión y gobierno de los ciudadanos.

×

Para poder participar debes ser usuario de Dontknow

Cargando...
×