¿Reducir mi curriculum para facilitar la búsqueda de empleo?

Reducir mi CV para facilitar

La urgencia por encontrar empleo y la escasez de oferta laboral nos pueden empujar a reducir nuestro curriculum, sobre todo si tenemos una formación académica de alto nivel, que puede ser un obstáculo para un puesto de trabajo más sencillo.  

 

La decisión consiste en qué características personales, de experiencia profesional y nivel de estudios queremos destacar, y cuáles ocultar para evitar ser rechazados por un exceso de formación, pues el empleador pensará que tenemos altas expectativas. 

En casí todos los casos, y muy especialmente, en el de los desempleados de larga duración, las dificultades económicas que provoca el desempleo, la urgencia por encontrar un nuevo trabajo y la escasez de ofertas laborales que se ajusten plenamente a nuestra formación y experiencia, nos pueden colocar en una situación en la que nos convenga reducir o "ajustar" nuestro curriculum.
Las nuevas circunstancias del mercado laboral y la posibilidad de tener que plantearnos ocupar empleos o posiciones que en otro momento ni siquiera hubiéramos considerado, nos puede aconsejar excluir ciertos méritos académicos o profesionales, en aras a lograr un mayor equilibrio entre los perfiles demandados y el nuestro.
La mayoría de los expertos en gestión de recursos humanos coinciden en señalar que cuanto más multifuncional y más multidisciplinar sea nuestro curriculum, más posibilidades tendremos de lograr la atención de los responsables de selección de personal.  Otros, sin embargo, señalan la conveniencia de optar por un currículum que refleje la especialización en una determinada función o habilidad profesional.
Ahora bien, en lo que todos parecen estar de acuerdo, es en que un currículum debe ser concreto, claro y preciso.  Un seleccionador de personal no dedica más de diez segundos de media en considerar un currículum.  Debemos ser directos al plasmar nuestras habilidades profesionales y nuestras expectativas laborales, intentado no obviar en ese esfuerzo ninguno de nuestros principales méritos.
El llamado currículum “todo terreno” y poco contrastable, está pronto a desaparecer. Ya no podemos permitirnos el lujo de distraer al seleccionador.  Hemos de atraer su atención desde el primer momento para que decida pasar a una comprobación más profunda de nuestro perfil.
Debemos eliminar de nuestro currículum la imagen de "listado de descripción de tareas" y equipararlo a nuestro “alter” social, incluyendo sólo datos relevantes y diferenciadores que puedan ser valorados mientras se van leyendo y que den pie a una búsqueda mayor por parte del seleccionador.
Es una realidad contrastable que en el mercado laboral siempre existe una mayor oferta de empleos de menor "categoría profesional" para los que se requiere una menor formación académica o experiencia profesional y que ofrecen condiciones acordes.  
Puede ser que después de un tiempo optando a puestos que se ajusten a nuestro perfil profesional, decidamos empezar a considerar postularnos como candidatos a puestos que requieran una menor formación academica o experiencia profesional que la que nosotros tenemos.  Y puede que, transcurrido un tiempo, esta opción se convierta en una decisión impuesta por las circunstancias que nos rodean. 
Por ello, la teoría recomienda "reducir" o "ajustar" nuestro currículum, es decir, adaptarlo a un perfil profesional de menor grado que permita optar a empleos para los que se requiere una menor cualificación y/o se ofrecen peores condiciones laborales, pero de los que existe una mayor demanda en el mercado de trabajo.  Puestos de trabajo para los que, a pesar de que pueda parecer contradictorio, una amplia formación y experiencia pueden jugar en nuestra contra.
La reducción o ajuste de nuestro currículum no tiene por que suponer suprimir o descartar de forma definitiva de nuestra presentación la totalidad de nuestra formación académica o experiencia profesional.  Podemos evitarlo confeccionando varios curriculums diseñado cada uno para ajustarse a las características de los diversos perfiles profesionales demandados en cada una de las categorias en las que estemos interesados.
Para el "ajuste" de nuestros currículums podremos:
-  Identificar los grados de formación académica y/o profesional suficientes para cada categoría de oferta a la que vayamos a optar.
-  Determinar la cualificación profesional mínima que se requiera y máxima que sea proporcionada a cada categoría de oferta. 
-  Valorar la experiencia profesional que sea suficiente para satisfacer las exigencia de cada categoría de oferta.
Los expertos coinciden en señalar que conviene manejar varios currículos en función a las características de cada oferta que consideremos.  Esto nos permite ampliar nuestro campo de búsqueda de empleo, sin necesidad de renunciar a ninguna de nuestras cualificaciones y/o habilidades profesionales.  
Debemos realizar el esfuerzo de clasificar nuestras opciones de búsqueda de empleo por categorías definidas en función del perfil exigido y condiciones ofertadas, para luego diseñar y manejar varios currículums que compaginen nuestra formación, cualificación y experiencia en funcion de cada una de ellas. 
Ademas, la mayoría de especialistas en psicología laboral recomiendan valorar la posibilidad de optar a puestos de inferior "categoria laboral" a la nuestra y diseñar varios currículums que se adapten a dichos puestos por iniciativa propia y  no forzados por un empeoramiento de nuestras circunstancias económicas o personales.
 
 

Frenos habituales
Consecuencias importantes
Cómo llevarlo a cabo
  • Dejar que pasen desapercibidos ante terceros algunas de nuestras cualificaciones y/o habilidades profesionales que tanto nos esforzamos por conseguir.  
    Temor a perder o infrautilizar dichas habilidades.
    Decidir qué aspectos de nuestra formación o experiencia debemos delimitar o excluir
    Decidir qué rasgos personales y/o profesionales destacar y cuáles obviar.
    Delimitar la extension de la "reducción" del curriculum.
    Manejar varios currículos. 

  • Ampliación del abanico de posibilidades al optar a más posiciones. 
    Creación de un método de uso de diversos currículos según detalles de la demanda del mercado laboral.
    Pérdida de cualificación profesional ante terceros.

  • Realizar una exhaustiva autoevaluación profesional y personal para determinar los rasgos a realzar y a atenuar. 
    Priorizar nuestras habilidades en función del puesto al que optamos. 
    Fijar límites en las condiciones laborales de las ofertas a considerar.
    Redactar y mantener varios currículos y usarlos en función a las ofertas y a los perfiles requeridos.. 

7 opiniones argumentadas

Opina

72%
28%
18 opiniones
En ocasiones tratamos temas delicados con los que no deseamos que nos relacionen. Por ello tienes la posibilidad de participar de forma anónima, aunque las personas somos proclives a aconsejar mejor cuanto más conocemos a la persona que nos está pidiendo ayuda. Con las experiencias ocurre algo similar. Si quieres puedes compartir tu experiencia desde el anonimato, pero las personas tendemos a aprovechar más una experiencia cuanto mejor conozcamos a la persona que la ha tenido.
Por otra parte, el equipo de Dontknow sí puede identificar tus aportaciones con tu perfil, por eso te pedimos que mantengas el respeto a otros usuarios en este tipo de aportaciones como en otras que realices en Dontknow, y por nuestra parte nos comprometemos a respetar escrupulosamente tu privacidad. Nos reservamos el derecho de retirar las publicaciones que no están sujetas a la política general.

Gracias por tu opinión. ¿Quieres argumentarla?

×
×

Para poder participar debes ser usuario de Dontknow

Cargando...
×