¿Recurro a la prostitución si mi pareja no quiere sexo?

←Vivir la sexualidad plenamente
¿Recurro a la prostitución si mi pareja no quiere sexo?”

Ante la necesidad física de satisfacción sexual, y en momentos de problemas con la pareja, un camino para poder solventar este deseo es recurrir a la prostitución. 


Los problemas de pareja pueden empujar a la gente al sexo de pago, aunque hay también quien lo busca sólo por diversión o buscando variedad. La duda es si el elemento prostitución va a incidir en la vida de pareja y cuáles serán los efectos.

La prostitución es una actividad vigente en gran parte de las sociedades y puede cumplir una doble función de autoafirmación para el sujeto de manera individual, como también para su aceptación a nivel de grupo de acuerdo al marco sociocultural donde se mueva.
 
Generalmente el acento y la atención está puesta en las trabajadoras y trabajadores sexuales que ejercen este tipo de prácticas, y se mira menos en quienes encarnan a los clientes de este tipo de servicio. Existen múltiples razones para acudir a estas prácticas: por falta de redes sociales, por desconfianza y falta de autoestima de sí mismo, como búsqueda de nuevas experiencias sexuales que no pueden ser satisfechas por la vía normativa, por placer al tener un imaginario cultural que premia socialmente estas prácticas, por necesidad ante la falta o escasez de experiencias sexuales dentro de las relaciones interpersonales o de pareja, entre otros factores.
 
Para algunos expertos, cuando una pareja cruza problemáticas una de las facetas que más se resienten son los encuentros sexuales entre ellos. Ante esta situación, algunas personas prefieren mantener la relación pero intentar satisfacer su deseo sexual por otras vías, donde la prostitución emerge como una alternativa de fácil acceso. Para otros expertos, es producto de una doble moral intentar mantener espacios supuestamente monogámicos y familiares mientras se recurre al "secreto" para realizar otras prácticas -como las relaciones extramaritales o relaciones pagadas por sexo- que para su entorno más próximo puedan resultar poco toleradas.
 
 

Frenos habituales
Consecuencias importantes
  • La estabilidad en una relación afectiva o la aspiración por mantener esta relación puede inhibir este tipo de prácticas.  Las convicciones morales o de creencias religiosas pueden también generar un rechazo a estas prácticas.
     
    La creencia y práctica durante años de la monogamia como acuerdo social entre parejas. El miedo a ser descubierto/a y poner en peligro al grupo familiar. La timidez, la autocesnsura o la represión de parte del grupo social más próximo frente a estas prácticas. Los prejuicios asociados al mundo de la prostitución. El temor a contraer enfermedades venéreas.

  • Practicar este tipo de actos sin el consentimiento de la pareja, si se descubre, puede llevar a un quiebre definitivo de la relación. Por otro lado, incita a una doble moral en que se mantiene una imagen social y pública, y una privada diferente. Sin embargo, practicarla cumple una función de satisfacción psicológica y sexual de la persona que la busca.
     
    Por otro lado, si la persona no posee otras alternativas, recurrir a este tipo de prácticas puede llevar a un desánimo y una cierta frustración sexual.

11 opiniones argumentadas

No
Matilde Aragó Gassiot
  • Icono experto Matilde Aragó Gassiot
  • Magistrada
La prostitución es una forma de violencia de género que nada tiene a ver con la libertad sexual. Son muy pocas las mujeres que eligen este medio de vida ni que se lo planteen como una «estrategia de supervivencia» para salir de la pobreza.
Experto
4 votos
No
David Baringo Ezquerra
  • Icono experto David Baringo Ezquerra
  • Sociólogo. Experto en Temas Urbanos
El experto enfatiza que tener problemas en la pareja, no lleva inevitablemente a la prostitución. Dos personas con una problemática de pareja similar, una puede contratar los servicios de una prostituta y otra no. A su juicio, esto se debe a rasgos culturales machistas todavía arraigados.
Experto
2 votos

Opina

58%
42%
74 opiniones
En ocasiones tratamos temas delicados con los que no deseamos que nos relacionen. Por ello tienes la posibilidad de participar de forma anónima, aunque las personas somos proclives a aconsejar mejor cuanto más conocemos a la persona que nos está pidiendo ayuda. Con las experiencias ocurre algo similar. Si quieres puedes compartir tu experiencia desde el anonimato, pero las personas tendemos a aprovechar más una experiencia cuanto mejor conozcamos a la persona que la ha tenido.
Por otra parte, el equipo de Dontknow sí puede identificar tus aportaciones con tu perfil, por eso te pedimos que mantengas el respeto a otros usuarios en este tipo de aportaciones como en otras que realices en Dontknow, y por nuestra parte nos comprometemos a respetar escrupulosamente tu privacidad. Nos reservamos el derecho de retirar las publicaciones que no están sujetas a la política general.

Gracias por tu opinión. ¿Quieres argumentarla?

×
×

Para poder participar debes ser usuario de Dontknow

Cargando...
×